martes, noviembre 20, 2007


La comunicación en las empresas

Mi buen amigo Luis (gracias!) me envía este lunes la entrevista que el Correo Digital le hace a Koldo Saratxaga. La leo con atención y veo que realmente no tiene desperdicio.
Koldo Saratxaga es conocido sobretodo por haber reflotado Irízar en tiempos de dificultades serias, cuando nadie ya daba un duro por la conocida empresa de autobuses. Ahora Saratxaga presta su experiencia y conocimientos a otras empresas como consultor.


Koldo Saratxaga hace en su entrevista afirmaciones como: "el email es el nuevo cáncer de las empresas", "el 75% de los mandos intermedios está robando a la empresa", "la dinámica de mala comunicación no se rompe con más formación, sino con voluntad". En fin, el resto os lo dejo a vuestra lectura, ¡que para eso está el link!


Está claro que utiliza la provocación para hacer llegar su mensaje, y que si sólo nos quedamos en la superficie sus ideas pueden parecer algo así como la última moda en gestión empresarial. Pero de hecho si analizamos con detalle lo que nos dice no es ninguna tontería. Saratxaga propone un modelo que mute de gestión técnica a liderazgo personal. Que rompa las barreras de comunicación para trabajar en equipo. Que crea en las personas, pero que ellas también crean en sí mismas y en su potencial.


Quizá uno de los temas más espinosos que él menciona en la entrevista es el papel siempre difícil de los mandos intermedios. Es cierto que muchos de ellos no asumen su rol al 100% (porqué no les dejan, porqué no saben o porqué simplemente ya les va bien cómo está) y que por tanto se limitan a trasladar órdenes y directrices en de forma descendente. Muchos de ellos no aportan nada de valor a la empresa y adoptan un rol pasivo ante una situación que a la larga se les volverá en contra ya que les hace prescindibles.


Aún peor, algunos de ellos hacen de pantalla entre la dirección y sus subordinados, con lo que además se limitan las nuevas ideas, la creatividad y la frescura del trabajo en equipo bien hecho.


Otro tema interesante que menciona en su entrevista es el de la ética y la transparencia. Un mensaje muy potente que da a las organizaciones donde él colabora es que a partir de ese momento todos los beneficios extraordinarios que se consigan se repartirán al 50%. Es decir, la mitad para los accionistas y la otra mitad repartida entre los empleados, los verdaderos motores del cambio. Al principio a todo el mundo le choca, después los propios accionistas le piden que cuánto más, mejor. Poderoso caballero don dinero.


En cuanto a la transparencia, ésta también es otra buena asignatura pendiente. Las empresas a menudo tienden a ocultar información crítica a sus empleados. Con ello se consigue efectivamente cierta confidencialidad pero también se llega al extremo absurdo de desconocer algo tan crítico cómo quiénes son los clientes de la empresa y cuáles son las necesidades de su mercado!!
¿Cómo va a ser posible conseguir que se impliquen en algo que desconocen?
Por ello la receta adecuada no va por el ámbito de la formación, sino por un cambio más profundo en el modelo de gestión diaria, de cambio de paradigma en las relaciones interpersonales. Queriendo hacerlo de una forma sincera y honesta.




3 comentarios:

Juan Martínez dijo...

Hola,

Interesante artículo de Koldo.

Saludos,

Juan Martínez

Gabriel Renom dijo...

Muchas cosas hemos de cambiar en nuestra gestión de personas, si queremos siquiera vislunbrar el potencial que tenemos en nuestras empresas.

Hoy en día, todavía hay gente (con responsabilidades) que se estremece al pensar que las personas de nuestras organizaciones, además de manos para trabajar, también tienen cabezas para pensar.

Del artículo de Koldo me quedo con dos frases:
"Sobran Ingenieros y falta Líderes..."
"Repartir la mitad del beneficio extra entre las personas de la organización que lo posibilitan".

Realmente bueno el artículo, gracias por compartirlo.

Gabriel Renom

Agustí López dijo...

Gracias a ti por leerlo...