viernes, diciembre 04, 2009


¿Soy eso que llaman un 2.0?



Esta semana Senior Manager lanzaba una nota basada en un texto de José M. Bolívar: "ser 2.0 no es un logo, es una actitud" que ha provocado cierta conversación alrededor de lo que supone (o no) ser 2.0.
Primero pensé bah, esto no da para mucho (lo confieso SM). Pero llevo un runrún en la cabeza que si no lo escribo no me soltará.
Lo he contado ya varias veces, yo me metí a escribir el blog sin saber dónde me metía. Quería escribir y punto. Sin más. Luego empecé a enterarme de lo que era este mundillo a veces algo endogámico pero siempre acogedor en un tono buenrollista propio de lo 2.0.
Y poco a poco, sin darme cuenta me fui enredando y en-redando. Me di de alta en Xing, en Linkedin, en Facebook, en Twitter, en Youtube, en Slideshare, en Flickr, en Delicious, en GReader y en alguna otra red en la que me relaciono bastante menos. Descubrí lo que era una wiki y para qué servía. Conseguí comprender qué narices era un hashtag, el multiposting, un RSS o un community manager. Y además me enteré que había algo a lo que le llamaban reclutamiento 2.0 o proyectos como cloud consulting o la bloguía de empleo. Uau.

Todo ello ha tejido una red de contactos, conocidos, saludados y amigos que me han dado que pensar, me han ayudado, me han facilitado negocio, me han ofrecido colaboración y sobretodo han enriquecido mi vida. Sin duda.

Así que aquí me encuentro cada vez siendo más consciente de la mutación que yo mismo he ido experimentando y contando las bondades del 2.0 a todo el que me quiere escuchar.
Y claro, luego uno topa con la realidad del mundo real, el de las personas que ni tienen blackberry ni iphone y si lo tienen, lo usan para llamar y apuntar en la agenda. El de los que no están en ninguna red ni piensan estarlo próximamente a no ser porque oyen campanas que dicen que parece que puede que tenga algún tipo de interés que no comprenden. Muchas de ellas están en puestos con capacidad de decisión y están muy lejos de toda esta historia. 
Así que vale, de acuerdo, puede ser que yo ya sea dospuntoceristaPero la realidad analógica es muy tozuda. Y últimamente me encuentro abriendo los ojos sobre las enormes oportunidades que ofrece a las pequeñas y medianas empresas el mundo 2.0. Y ahí uno se da cuenta que nos queda muuuucho por espabilar. Unos aducen la edad como excusa para no vivir más cambios drásticos, que su vida profesional hace ya bajada. Otros la falta de tiempo, cuando en realidad se refieren a sus prioridades. Unos cuantos ponen por delante las barreras tecnológicas, "es que yo con el ordenador no me aclaro". Y algún lerdo que otro afirma que eso es para gente que no tiene nada que hacer. En fin.
Pero hay un grupo numeroso de gente enmedio que no puede permitirse descabalgarse de esta pequeña gran revolución que ya estamos viviendo porque les va a pillar con el pie cambiado. Hay que empezar a hablar de habilidades 2.0 para la vida profesional, ¿no os parece?

14 comentarios:

joseluisdelcampo dijo...

Buenas amigo.

Estoy haciendo una entrada similar a la tuya, pero como me gusta avivar el fuego, voy a opinar de los pros y contras de ser o no 2.0

Un saludo

Unknown dijo...

Ya me tienes intrigado José Luis!!! Dale, dale!!

Anónimo dijo...

¿Quién dijo que los que abren camino en la selva, o ascienden una montaña, o exploran un desierto, lo tendrían tan fácil como los que se quedan en su casa sin hacer nada? ¿Son estos últimos los que hacen que avance el mundo, o en realidad quien lo hace son los primeros? Es bien cierto que no toda la gente, y sobre todo los que tienen algo que cortar, aún no están en esta esfera, pero los "exploradores" son los que abren el camino para guiar a estos. Cuestión de tiempo y de espíritu, amigo Agustí.

Juanra Santos

José Miguel Bolívar dijo...

Las personas que estamos inmersos en el mundo 2.0 somos lo que llaman "early adopters" y ese papel nunca es fácil. Lo que va a ocurrir en el futuro no se prevé observando a tus mayores ni a tus coetáneos sino a las generaciones que vienen empujando. En éstas, el uso de herramientas 2.0 excede el 80%. Ese es el futuro que viene. Lo veas o no. Te guste o no. Te subas al carro ahora, o luego... o no.

Unknown dijo...

Hola Juanra! Esta bien esa visión de exploradores cortando maleza con machetes; aparecerá de pronto Ava Gardner en el campamento??? ;-P
Hasta pronto

José Miguel, gracias por comentar, a fin de cuentas eres el autor intelectual! Seguramente tienes razón pero a veces quisiéramos que todo fuera más rápido, ¿verdad? En la misma línea del comentario de Juanra, acepto y comparto que es una cuestión de tiempo a que los cambios vayan llegando. Pero, ¿no te parece igualmente que puede aparecer una brecha 2.0?

José Miguel Bolívar dijo...

Brecha no, barranco :-). Pero es una brecha voluntaria, al menos para gran parte de la población en los países desarrollados. Es en realidad una autoexclusión por aversión al cambio y a lo desconocido. Creo que la labor de los que ya estamos en "lo 2.0" es dar visibilidad de lo que viene a los que aún están "fuera". Pero la decisión última, y la asunción de las consecuencias derivadas de ella, corresponden, en mi opinión, a cada individuo.

raquelb dijo...

La respuesta me ha quedado un poco larga. Así que te contesto desde el blog.
Saludos!

Unknown dijo...

Pues yo me apunto a comentar en el tuyo! ;-D

Senior Manager dijo...

Agustí, tu experiencia fue muy similar a la mía, y ahora me he convertido en consultor 2.0 enseñando las virtudes de la red a empresas y directivos.
De esta forma te das cuenta de lo importante de entrar a tiempo sin tapujos ni resistencia.
El tren pasa y algunos deciden si cogerlo o no.
Saludos
SM

Unknown dijo...

Hola SM!
Tienes razón en eso del tren que pasa, sólo hay una oportunidad para subirse a tiempo. Al resto no le queda otra que subirse ya con el tren arrancado y todos sabemos lo que eso supone.
Y desde luego esto ofrece nuevas oportunidades de desarrollo desde muchos puntos de vista.
Como siempre, gracias por pasar por aquí! Hasta pronto

porfineslunes dijo...

La verdad: tampoco se muere la gente por no estar en las redes sociales. Lo de las redes sociales es muy, muy endogámico, y al final estamos en un montón de ellas, con la misma información, y exponiendo nuestras vidas de mil maneras distintas, que igual a mucha gente no le interesa, o no le aporta nada. Vivimos en la era del voyeurismo, de los 140 caracteres de Twitter, donde, a fuerza de obligarse a escribir poco, la gente también empieza a pensar poco. Ya con lo poco que lo hacían antes... me parece innnecesario tener mil perfiles abiertos, a menos que se trate de una empresa, que entonces si, le veo el sentido.

Attmente
Porfineslunes

Unknown dijo...

Hola porfineslunes, gracias por pasar por aquí y dejar tu opinión. No estoy de acuerdo en casi nada, pero eso no importa.

Las redes sociales no son endogámicas, basta mirar las cifras de las redes más importantes para entender que ya no es algo exclusivo de unos cuantos. En lo que sí coincido contigo es que es una tontería estar en multitud de redes porque sí, antes es necesario valorar si te aportan algo o no.

Y desde luego no estoy de acuerdo que los mensajes reducidos de twitter inviten a no pensar, precisamente twitter es conversación plagada de enlaces a sitios muy interesantes a los que de otra forma simplemente no llegarías.

Victor dijo...

Hola Agusti,

Me ha gustado mucho tu post. Mi experiencia en el mundo 2.0 es muy similar a la tuya.

Por otro lado, tanto en el blog como en mis grupos de linkedin y facebook he recibido unos cuantos comentarios que coinciden con lo que comenta por fin es lunes, pero personalmente creo que la utilidad potencial de las redes sociales es enorme y sacarle el jugo solo depende de uno mismo.

Saludos,

Victor

Unknown dijo...

Gracias Victor por dejar tus opiniones aquí! Desde luego la potencialidad de las redes es impresionante, está en tu mano que le saques provecho o no, ni más ni menos.
Espero verte pronto por aquí de nuevo!!