martes, enero 20, 2009


Lo que nos propone Barack Obama

Me llamó la atención hace ya unos meses conocer cuál era el mensaje central que Barack Obama había escogido para su campaña: "Yes we can". Simple, directo, claro, contundente, inclusivo, exigente, positivo, participativo... Las tres palabras que van ahí metidas son muy importantes y están bien escogidas. Si tuviera que quedarme con una sería we, nosotros. Habla del colectivo, de nosotros, de tí y de mí. Enlaza perfectamente con la idea de "no te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país" , tan presente en la memoria política de los Estados Unidos.


Creo en su liderazgo, por necesario. Es visionario, transformador, vinculante y emocionante. Es una energía emergente tremenda, potentísima que todavía no sabemos hasta dónde podrá llegar, cuáles son los retos que podrá conseguir. En una coyuntura tan negativa como la que estamos atravesando a nivel medioambiental, político, social y económico es necesario darle la vuelta a esto con una fuerte carga de energía positiva y no con negativismo. Fuera el catastrofismo, los pájaros de mal agüero y la resignación. Bienvenido sea el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo y la constancia que no debíamos haber abandonado.

Pero él sólo no podrá. Y lo sabe. Para eso está el we.


A las 12:00 de hoy martes juró el cargo en un horario ya previsto por su Constitución. La primera medida ha sido cambiar entera la página web de la Casa Blanca. Eso se producía a las 12 y un minuto exactamente. Toda la web está cambiada, de arriba a abajo. Allí uno puede encontrar todo tipo de información sobre el equipo de gobierno y sobre las diferentes políticas y agendas que pretenden desarrollar.

Pero lo más interesante para lo que aquí nos ocupa es el post inaugural sobre el cambio. Los ejes sobre los que desarrollan su estrategia en los medios son:
  1. Comunicación. Satisfacer la ingente necesidad de información sobre la marcha general de la economía, seguridad nacional y otros elementos estratégicos para los ciudadanos a través de RSS, comunicados oficiales, actualizaciones por e-mail, etc. Ya durante la campaña la gestión de los medios digitales y las herramientas relacionadas han sido clave para el éxito de su candidatura. Podéis ver aquí el resumen que hace Juan Freire en su blog.

  2. Transparencia. Ser una ventana al mundo en referencia a las decisiones ejecutivas, anunciamientos y decisiones del Presidente. Conocer en todo momento cuáles van a ser las prioridades de la nueva administración.

  3. Participación. Todas las nuevas leyes no relacionadas con emergencias serán publicadas en la web durante 5 días para que puedan ser comentadas y se puedan hacer propuestas ciudadanas.
Éste no es un blog sobre política, pero este acontecimiento es tan relevante que nos va a afectar en nuestra vida cotidiana. ¿Cuáles son las enseñanzas que podemos extraer de esta propuesta? Porque todos y cada uno de nosotros somos ese we, esa invitación a superar todo esto.

Pues para empezar comunicación, transparencia y participación me parecen tres buenos principios para superar la crisis también en nuestras empresas.

  1. Comunicación. Saber en todo momento cuáles son los problemas reales de la organización y dónde están. Conocer si mejoramos o empeoramos. Todos estamos en este barco y todos debemos conocer su marcha, sea buena o no. Y no me refiero sólo a información descendente, hablo de comunicación real entre personas, entre departamentos, entre estamentos, entre delegaciones, entre sucursales. Y está claro que la red y las herramientas 2.0 nos pueden echar una mano y además por muy poco coste.

  2. Transparencia. Todos los empleados deben conocer las decisiones, prioridades y políticas de la dirección. Ahora menos que nunca el oscurantismo es recomendable. La información mata al rumor y da confianza, la base para trabajar todos los días. Hay que volver a creerse que esto es posible, que se le puede dar la vuelta. Tenemos que creer en lo que hacemos, y para ello necesitamos confiar en el proyecto.

  3. Participación. Las pequeñas contribuciones son las que mejoran el resultado global. Sin un colectivo comprometido no superaremos la crisis. El que está más cerca del problema es el que está más preparado para ofrecer soluciones. Nuevos puntos de vista y nuevas soluciones son necesarias.

Una nueva figura emergente ha llegado y no parece que vaya a pararse. Ésta es una gran oportunidad de cambio, de mejorar y de avanzar. Pero para eso todos tendremos que arrimar el hombro. Con energía positiva, con ganas y con empuje. Este planteamiento es exigente, para los directivos y también para los que no lo son. Son los líderes a los que les toca impulsar el cambio, contagiar el entusiasmo y la visión del resultado. Ellos deben dar un paso adelante y provocar la acción en el colectivo. Pero luego todos los demás deben participar, no observar. Hay que arremangarse y luchar con inteligencia, entre todos.

Porque juntos podemos, vaya si podemos.



2 comentarios:

Senior Manager dijo...

Es cierto lo que apuntas, el mensaje y el lema de Obama es aplicable a prácticamente todas las áreas. Lo malo es que dentro de nuestra cultura se nos va a hacer difícil transmitirlo a todas las personas por igual...
SM

Unknown dijo...

Hola SM. Coincido que aquí no va a calar igual ni de cerca lamentablemente, culturalmente hay unas diferencias intuyo radicales.

Tal como yo lo veo la confianza y la capacidad de identificarte con una idea, un colectivo es lo que marca la diferencia. Y ahí es donde vamos algo cojos.